Cultura NavalMarina Militar

Dos docenas de cajas de cerillas con el submarino de Isaac Peral

Con el extraño término de «filumenismo» (del griego philos (amar) y lumen (luz/fuego) se conoce a la afición por coleccionar cajas de cerillas, algo que en España se comenzaría a fabricar y comercializar en 1838 y yo diría que desde ese mismo año, a coleccionar.

Así, en aquellos años y posteriores, pronto las cajas de cerillas se iban a convertir en un excelente medio de difusión de noticias, dado que todos (prácticamente) los hombres fumaban y todas (sin excepción) las señoras precisaban tener cerillas en casa para encender los fogones, candiles, etc,…. por lo que, como digo, las cajas de cerillas eran un perfecto medio de comunicación, de las que no podía quedar exento cualquier novedad referida, en su momento (de 1888 a 1890) al submarino Peral, lo que hace que sea poseedor de casi dos docenas de cajas de cerillas referidas a ese asunto.

Desde hace unos días poseo una más, muy simpática, en la que en un dibujo casi infantil viene a reflejar la primera inmersión que realizara el submarino Peral en el interior del dique n°2 del Arsenal de La Carraca, hecho histórico que tendría lugar el 7 de agosto de 1889.

Además, la incultura de aquellos años, que estaba presente en muchos sectores de la sociedad española, hacía que incluso se escribieran textos con flagrantes faltas ortográficas, lo cual, incluso, creo que no deja de tener cierto encanto, de ahí que os muestre la última incorporación a objetos relacionados con Isaac Peral, como es esta encantadora (para mí) caja de cerillas.

Foto: archivo de Diego Quevedo Carmona

Anterior artículo

El espíritu del “Plus Ultra” navega frente al Cantábrico

Siguiente artículo

“St. Helena”, buque logístico de la competición Extreme E.