Acontecer marítimoDestacado

Desguace del buque portacontenedores “Fernando M. Pereda”

El buque portacontenedores “Fernando M. Pereda” ha rendido su última singladura el pasado 23 de junio de 2020 a orillas de Chittagong (Bangladesh), donde en breve comenzarán los trabajos de desguace. A su puesta en servicio enarbolando la contraseña de Naviera del Odiel, rendía homenaje a la figura del naviero cántabro Fernando M. Pereda Aparicio, destacada personalidad durante medio siglo de la Marina mercante española.

Construcción número 1.551 del astillero Hijos de J. Barreras, el 13 de diciembre de 1996 se procedió a la puesta de quilla y se entregó el 2 de abril de 1998, siendo inscrito en la matrícula naval de Santa Cruz de Tenerife. Hasta su baja en 2008 –dos años después de que hubiera sido vendido a la compañía alemana T. Worden, en unión de su gemelo “Marqués de Comillas”, luego “Canarias” y «Canaria»–, fue un visitante asiduo de los puertos canarios en las líneas regulares con la península.

Renombrado “Magnos” en 2008 y abanderado en Chipre, enarboló la contraseña de la sociedad Magnos GmbH & Co. En 2013 se vendió a Larentia Shipping Co., etapa en la que mantuvo la misma bandera y en 2018 pasó a la propiedad de Alverton Shipping Co., siendo renombrado «BFP Melody» y abanderado en Liberia.

De 10.457 toneladas brutas y 14.035 toneladas de peso muerto, medía 149,20 m de eslora, 23 m de manga y 8,40 m de calado. Tenía capacidad de carga para 977 TEUS, de ellos 200 frigoríficos y estaba propulsado por un motor MAN-B&W 6250MC, con una potencia de 8.580 kW sobre un eje, que le permitía mantener una velocidad de 15 nudos. Código IMO 9130339.

El buque "BFP Melody", a su llegada a Chittagong para desguace
El buque «BFP Melody», a su llegada a Chittagong para desguace

Fotos: Manuel Hernández Lafuente y Mohammad Islam

Anterior artículo

La vida marinera del segundo “Duero” (1961-1979)

Siguiente artículo

Ashotel asume una arriesgada aventura como touroperador