DestacadoMarina Militar

Desguace de la fragata uruguaya “Cte. Pedro Campbell” en India

A remolque del potero “Minas” y con serias dudas de que llegara a su destino, finalmente ha arribado a Alang (India) la fragata uruguaya “Comandante Pedro Campbell” (ROU 02), donde el pasado 23 de diciembre se procedió a su varada y en breve comenzará su desguace. El citado buque causó baja en diciembre de 2015, apenas siete años después de su incorporación a la Armada de la República Oriental del Uruguay, tras su adquisición de la Marina de Portugal en unión de la fragata “Uruguay” (ROU 01).

Ex “Comandante Sacadura Cabral” (F-483), cuarto buque de la serie “Comandante Joao Belo”, alistado en 1969, pertenece a la exitosa clase francesa “Commandant Rivière”, construido en el astillero de Nantes. A su entrada en servicio a partir de 1964 relevaron a las fragatas adquiridas en Inglaterra de las clases River y Bay.

A Portugal le pasó lo mismo que a España, cuando mostró interés por las fragatas de la clase Leander y el Gobierno británico se opuso con el argumento de que en ambos países había regímenes dictatoriales. Por esa razón, Portugal acudió a la industria naval militar francesa para disponer de buques para la defensa de la guerra insurreccional en las colonias de Macao y Timor, y España acudió a EE.UU., de ahí el origen de las fragatas de la clase “Baleares”.

En abril de 2008, las dos fragatas de la clase “Comandante Joao Belo” que permanecían a flote, ésta y la cuarta, “Comandante Sacadura Cabral”, fueron vendidas en 16 millones de dólares a la República Oriental del Uruguay y renombradas “Uruguay” (ROU-01) y “Comandante Pedro Campbell” (ROU-02). La Armada de Portugal había dado de baja en 1998 y 2004 los otros dos buques de esta serie, por lo que parece que hizo buen negocio con unos barcos, entonces, de discutido valor militar. Pese a encontrarse en el límite de su vida operativa, sin embargo la fragata “Uruguay”se encuentra en situación de reserva.

De 1.750 toneladas estándar y 2.230 toneladas de desplazamiento máximo, miden 102,70 m de eslora total, 11,50 m de manga y 3,60 m de calado. Propulsadas por cuatro motores SEMT Pielstick V12PC2, con una potencia de 16.000 caballos sobre dos ejes, cuando nueva mantenía una velocidad de 25 nudos y una autonomía de 7.500 millas a 16 nudos.

Equipados con diversos sensores de tecnología francesa y americana, el armamento estaba formado por dos cañones de 100 mm, aunque el cañón trasero sería sustituido por un lanzador cuádruple de misiles Exocet MM38, más dos cañones de 40 mm, un mortero antisubmarino de 305 mm, luego suprimido y seis tubos lanzatorpedos de 550 mm. La dotación máxima la formaban 169 personas.

El potero «Minas», tripulando por indios, toma el remolque de la fragata uruguaya

Fotos: Fernando Pontolillo

Anterior

Balearia hace trucos de magia en la línea Ceuta-Algeciras

Siguiente

Totisa proyecta el suministro de GNL e hidrógeno en Tenerife

2 Comentarios

  1. Carioca
    25 diciembre, 2021 at 4:42 pm — Responder

    Se tiene conocimiento de porque se optó por llevarla a remolque a India y desguazarla allá? Uno a primera vista y sin conocer los costos, pensaría que esta operación sería más costosa que desguazarla en la región. Se agradece al que pueda arrojar luz en este tema

  2. 25 diciembre, 2021 at 5:49 pm — Responder

    Negocios, el armador hizo un combo por los dos barcos, poco consumo, tripulación barata, bajos costos mejor precio de la chatarra que en Uruguay es muy dificil la disposición final. Ir a Turquia como se anuncio es imposible ya que no se hubiese permitido este remolque seguramente.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *