El mundo de la aviación

Del avión Lockheed L-1049G “Super Constellation”

En el transcurso de la Segunda Guerra Mundial, Lockheed desarrolló dos variantes del modelo Constellation, denominadas L-049 y L-749, que se referían en lo básico al alargamiento del fuselaje en 4 y 5,5 m, respectivamente. Con ello, el citado fabricante norteamericano trataba de competir con el modelo Douglas DC-6, que lanzó la versión de carga DC-6A y de pasaje DC-6B, con una capacidad para 23 pasajeros más que el avión L-749 Constellation.

En 1950, Lockheed recompró el prototipo Constellation XC-69 de Hughes Tool Co., propulsado por cuatro motores Pratt & Whitney R-2800. El fuselaje del citado avión fue alargado en 5,5 m y se convirtió en la base del Super Constellation L-1049, inicialmente con la misma propulsión. En total se implementaron unas 550 mejoras y modificaciones, caso de mayores estabilizadores verticales, tren de aterrizaje reforzado, mayor capacidad de combustible, ventanas rectangulares, fiabilidad de presurización e insonorización de la cabina.

El primer L-1049C Super Constellation realizó su primer vuelo el 17 de febrero de 1953, propulsado por cuatro motores turbo compound RR-3350, equipados con unas turbinas de recuperación de energía, en los que los gases de escape de cada motor fluían a través de tres PRT que aumentaban la potencia en 550 caballos. La llama visible de los tubos de escape se resolvió añadiéndole un blindaje de cinco centímetros de espesor debajo de la pila.

Del avión L-1049C se fabricaron 48 unidades que volaron para Eastern, TWA, Trans-Canada Air Lines, Air France, KLM, Iberia, Air India, PIA, Qantas, Avianca, Aeropostal y Cubana de Aviación. Tenía mayor velocidad de crucero aunque menor alcance que el Douglas DC-6B y se ofrecían tres configuraciones posibles: una de 47 pasajeros en gran lujo denominada “Siesta”, otra “Intercontinental” entre 54 y 60 pasajeros y un “Interurbano” en alta densidad para 105 pasajeros. Entre otras novedades incorporaba luces de lectura en cada asiento.

En agosto de 1954 voló el primer L-1049D, que se convirtió entonces en el mayor carguero del mundo. Tenía dos grandes portas en el lado izquierdo y el piso reforzado como en la variante militar del L-1049B. Podía transportar un carga útil de 16,7 toneladas y un volumen de 158 metros cúbicos. Los cuatro aviones L-1049D volaron para Seabord & Western Airlines, aunque dos ellos serían reconvertidos a L-1049H.

Del modelo L-1049E se fabricaron 28 unidades para ocho compañías. Debido a sus limitaciones para cruzar el Atlántico sin escalas con viento en contra, Lockheed resolvió el empleo de la versión básica L-1049C con algo más de un centenar de modificaciones, así como una nueva generación de motores R-3350-972 y unos tanques añadidos en las puntas de las alas con una capacidad total de 3.925 litros, lo que aumentaba su autonomía en 1.110 millas y podía transportar a un máximo de 95 pasajeros.  

La instalación de un nuevo radar meteorológico propició una modificación del morro y la nueva versión se denominó L-1049G, del que se fabricaron algo más de un centenar de unidades para 16 compañías. El primer avión de este modelo voló el 17 de diciembre de 1954 y sus primeras operadoras fueron TWA y Northwest en 1955. TWA utilizaría incluso el término comercial “Super G” –también “Super Connie”– poniendo así de relieve sus cualidades aeronáuticas y mejores características.

Bibliografía:

Germain, Scott E. (1998) Lockheed Constellation and Super Constellation. Speciality Press, North Branch, Minnesota.

Taylor, Michael J.H. ed. (1993). «Lockheed Constellation and Super Constellation». Jane’s Encyclopedia of Aviation, Nueva York.

“Super Constellation”, en Wikipedia, consultado el 19 de marzo de 2021.

Foto: vía Enrique Vera Bencomo / Observando la aviación II

Anterior artículo

“Ciudad Autónoma Melilla” retorna a la línea de Melilla

Siguiente artículo

Orden de sacrificio de 1.776 reses del buque establo “Elbeik”