De la mar y los barcosDestacado

De oficio “Encofrador”

Uno de los barcos cementeros asiduos de los puertos del Cantábrico y Galicia es el buque “Encofrador”, que está fletado a la compañía cementera asturiana Masaveu Industria y es propiedad de Naviera Alvargonzález, sociedad fundada en diciembre de 1955 y dirigida su primera etapa por Juan Alvargonzález González de la Buelga. En estos días de temporal en Galicia, con la mar bastante movida, las fotos de Joséma Ojén León nos permiten apreciar los vaivenes de su entrada en el puerto de La Coruña.

Construcción número 222 del astillero Marítima del Musel, Gijón, fue botado el 20 de julio de 1981 y entró en servicio en julio de 1982. A su estreno realizó viajes internacionales, destacando, entre otros, fletes de México a San Diego (EE.UU.) en 1982, de Pertigalete (Venezuela) a San Diego, en junio de 1984 y de Freeport (Bahamas) a Manzanillo (México), en enero de 1986, cruzando siempre por el canal de Panamá.

De 3.703 toneladas brutas, 2.273 toneladas netas y 6.528 toneladas de peso muerto, mide 109,70 m de eslora total –99 m de eslora entre perpendiculares–, 17 m de manga, 9 m de puntal y 6,90 m de calado máximo. Puede cargar 6.490 metros cúbicos y está  propulsado por dos motores Mak 6M453AK, que suman una potencia de 4.900 caballos, acoplados a ejes independientes y mantiene una velocidad de 15,5 nudos. Su puerto de matrícula inicial fue Gijón y en la actualidad figura inscrito en Las Palmas de Gran Canaria. Código IMO 8012267.

En estos días de temporal, la mar está bastante movida
En estos días de temporal, la mar está bastante movida
Es un buen barco, el último cementero construido en Marítima del Musel
Es un buen barco, el último cementero construido en Marítima del Musel

Fotos: Joséma Ojén León

Anterior artículo

Binter está preparada para recibir la nueva flota E195-E2

Siguiente artículo

Armas-Trasmediterránea está preparada para la normativa OMI 2020