El mundo de la aviación

DC-3 de Iberia de origen militar

Cuando acabó la Segunda Guerra Mundial se produjo un enorme excedente de aviones militares susceptibles de su reconversión en aeronaves civiles. Para su comercialización, en Gran Bretaña se constituyó la entidad Air Disposal Co. y en EE.UU. una paralela denominada Reconstruction Finance Corporation (RFC). Iberia acudió reiteradamente a la citada RFC para adquirir un lote de 21 aviones, que luego se redujo a 16 y finalmente a cinco, al módico precio de 25.000 dólares cada uno, siendo entregados en Munich y EE.UU.

Pertenecían al modelo C-53 Skytropper y llegaron en 1946, comenzando así la segunda generación de DC-3 de la compañía española. Además de los cinco aviones citados, Iberia consiguió comprar al RFC otros cuatro aviones de la serie C-47A Skytrain, que llegaron en el transcurso de 1947 y se consideran la tercera generación de los DC-3 de Iberia.

Entre 1949 y 1955, la compañía española decidió ampliar su flota de DC-3 para sustituir a otras unidades más antiguas y ampliar su red comercial, encontrándose con la situación de que el inicio de la guerra de Corea había restringido considerablemente la posibilidad de adquirir aviones del “surplus” de guerra, por lo que tuvo que recurrir al mercado de segunda mano en Inglaterra, Holanda, Italia, Francia e Islandia. A esta nueva etapa, catalogada como la cuarta generación, corresponden ocho aviones.

Foto: Archivo de Iberia

Anterior

Karita Mattila

Siguiente

La fragata “Danmark”, de nuevo en Santa Cruz de Tenerife