De la mar y los barcosDestacado

Cuarteto de ISNASA: “Bahía de Cádiz” (1980-1984)

El 5 de diciembre de 1978 se firmó en Madrid el contrato para la construcción en Astilleros de Santander (ASTANDER) de dos buques tipo ferry, fijándose un precio unitario de 1.072.764.000 pesetas. Ambos formaban parte de una serie de cuatro unidades contratadas por Isleña de Navegación (ISNASA), adjudicándose los dos restantes al astillero Hijos de J. Barreras, con la finalidad de que el cuarteto estuviera operativo en 1980.

Fracasado el intento de Naviera Aznar en el área de Baleares con los buques de la clase C construidos en el astillero Juliana y de Ybarra con los dos primeros “canguros” de proyecto italiano, los cuatro buques de ISNASA fueron los primeros competidores serios que tuvo Compañía Trasmediterránea, en este caso en la zona del Estrecho, en la que por entonces operaba con los ferries “Ciudad de Ceuta”, “Ciudad de Zaragoza” –adquiridos a Naviera Aznar–, “Isla de Menorca” y los veteranos “Victoria”, “Virgen de África” y “Ciudad de Tarifa”.

Los buques construidos para ISNASA en Astilleros de Santander recibieron los nombres de “Bahía de Cádiz” y “Bahía de Málaga”, mientras que los construidos en el astillero de Vigo se llamaron “Punta Europa” y “Bahía de Ceuta”. Se trataba de un proyecto sencillo y funcional y eran unos barcos bonitos, con dos chimeneas paralelas que les daba un aire de vanguardia en la construcción naval de la época.

El 11 de febrero de 1980 resbaló por la grada la construcción número 151 de ASTANDER bautizado con el nombre de “Bahía de Cádiz” y el ceremonial acostumbrado. El 31 de julio del citado año entró en servicio en las líneas Algeciras-Ceuta y Algeciras-Tánger. En una situación de aprietos económicos de ISNASA,  a finales de 1983, Trasmediterránea gestionó la adquisición de este buque, que enarboló su gallardete en enero de 1984. En septiembre del citado año, la Dirección General de la Marina Mercante autorizó el cambio de nombre por el de “Ciudad de Algeciras”, siendo el segundo en la historia de la compañía.

Aunque su escenario habitual fue siempre la zona del Estrecho, en marzo de 1986 realizó un viaje extraordinario en la línea Cádiz-Canarias, en este caso al puerto de Santa Cruz de Tenerife –capitán, Félix Repiso– exclusivamente con carga rodada, ocasión en la que tuvimos la oportunidad de visitarlo.

En 1992, al amparo de la Ley de Puertos y Marina Mercante, el buque “Ciudad de Algeciras” se inscribió en el Segundo Registro de Canarias y causó alta en la matricula naval de Santa Cruz de Tenerife. Unos meses después, en febrero de 1993, pasó a la propiedad de Agencia Schembri, sociedad participada en la mayoría de su capital social por Compañía Trasmediterránea.

Durante los años 1996 y 1997 se efectuaron a bordo una serie de obras para adaptarlo a las enmiendas del SOLAS 1995, referidas, principalmente, a la instalación de compuertas en el garaje para evitar inundaciones, mejora en los equipos de detección y lucha contraincendios, iluminaciones especiales a baja altura para casos de emergencia y otros requerimientos.

En julio de 2001 se inició una nueva etapa tras la constitución de la Compañía Naviera de Ceuta, formada a partes iguales por Euroferries, Buquebús y Compañía Trasmediterránea, a la que ésta, a través de Agencia Schembri, aportó el buque “Ciudad de Algeciras”, entonces valorado en 340 millones de pesetas.

Innecesario para los servicios del Estrecho, en enero de 2004 se vendió a la sociedad Victoria Ferries, siendo abanderado en Islas Comores con el nuevo nombre de “Princess Victoria”. En septiembre de ese mismo año y sin cambiar de nombre, pasó a bandera de Camboya y estuvo navegando entre puertos del Mar Negro. En marzo de 2006 se revendió a Poster Navigation Corp. y a partir de junio de 2009 figuró como propiedad de la compañía turca Primorye Co. Ltd. Desde mayo de 2011 se encontraba amarrado en Tuapsé y el 19 de enero de 2012 arribó a los “roads” de Aliaga (Turquía),  pendiente de que lo tocara el turno para el desguace a manos del personal de la factoría Dortel Ltd, finalizando así casi 32 años de vida marinera.

De 3.717 toneladas brutas, 1.189 toneladas netas y 890 toneladas de peso muerto, medía 99,52 m de eslora total –90 m de eslora entre perpendiculares–, 17,66 m de manga, 10,52 m de puntal y 4,51 m de calado máximo.  Estaba propulsado por dos motores Barreras-Deutz RBV12M350, con una potencia de 8.800 caballos acoplados sobre dos ejes e igual número de hélices de paso fijo, que le permitía mantener una velocidad de 19 nudos. Podía transportar 1.300 pasajeros distribuidos en dos cubiertas y varios salones y un garaje con capacidad para 216 metros lineales y 4,40 m de altura para 48 coches y 18 camiones. Código IMO 7901746.

En toda su eslora, visto por la banda de babor en su etapa como “Ciudad de Algeciras”

Fotos: Manuel Aguilera Panadero

Anterior

La Palma siente esta mañana un seísmo de 3,5 grados

Siguiente

GNC nutre a Navantia del centro de mecanizado Verxa W