El mundo de la aviación

Cuando las azafatas de Spantax “éramos unas privilegiadas”

La profesión de azafata de vuelo –evolucionada en los últimos años a la figura del tripulante de cabina de pasajeros– ha sido siempre una actividad distinguida e incluso, en alguna etapa, tuvo también bastante glamour. En alguna ocasión hemos comentado en esta misma sección que esta figura surge en la aviación comercial española a partir de 1946, cuando Iberia inauguró la línea Madrid-Buenos Aires con los aviones cuatrimotores Douglas DC-4.

Spantax, la aerolínea liderada por Rodolfo Bay y Marta Estades, otorgó un protagonismo destacado y relevante a la figura de sus azafatas de vuelo cuando comenzó su expansión en vuelos nacionales e internacionales con los aviones Convair CV-990A “Coronado”, en los que la presencia de este colectivo femenino, además de imprescindible, era un signo que ponía en valor a una profesión aureolada con un plus de distinción.

Hemos seleccionado algunos testimonios de antiguas azafatas de Spantax que aparecen en el muro de facebook y que ponen en valor la categoría a la que nos referimos. Pilar Pórtoles escribe “¡qué maravilla! La hora del café o té. Aún puedo percibir en mi recuerdo el aroma de aquel café. Todos mis recuerdos de esa aviación son maravillosos. Somos afortunadas las azafatas que lo hemos vivido. Actualmente ya nada es lo mismo”.

Paula Llompart Cortés, añade: “Trabajar en lo que te gusta y con alegría. Éramos unas privilegiadas”. Rosa Marín reafirma que, en efecto, eran “¡unas privilegiadas! ¡Qué época tan bonita vivimos!”. María Teresa García Romaní, al ver la foto que ilustra, expresa: “Muchísimas gracias, es añorar el pasado”. Rosario Pelaéz, por su parte, agrega: “Me encanta la foto, cuántos recuerdos”.

Foto: vía José Miguel Reina Llamas / Azafatas de Spantax

Anterior

Tres heridos tras una explosión en el buque “MSC Rachele”

Siguiente

Tercer aplazamiento para el buque “Seabourn Venture”

4 Comentarios

  1. Juan Antonio Molina
    22 junio, 2022 at 11:28 am — Responder

    De aquellos tiempos fueron maravillosos, para las azafatas, y para los auxiliares de vuelo, no hay comentarios. Pues señores, los auxiliares de vuelo (T. C. P. actualmente) éramos los que hacíamos el trabajo duro (cambiar contenedores, los de la ida, bajarlos a bodega y subir los de la vuelta, encargarnos de los galley, reponer bebidas… )

  2. Alberto
    24 junio, 2022 at 7:01 pm — Responder

    Ojalá la aviación comercial volviera a ser como antaño , un saludo a todos los tripulantes de cabins

  3. 26 junio, 2022 at 2:22 pm — Responder

    Háce más de 60 años que viajó mayormente en avión y recuerdo çon nostalgia los vuelos en los DC-3 y también los Caravelle y en ellos las azafatas de las que destacó su profesionalidad y simpatía.
    Ahora hay de todo y por supuesto también buenos profesionales pero me quedo con las de antes.

  4. José Antonio
    26 junio, 2022 at 8:23 pm — Responder

    Pues mis recuerdos son de llevar el Catering a los Coronados y DC 7, los DC3 que iban a las plataformas con los trabajadores de recambio, Gran Canaria era mi sitio, y mi hermano mayor de chófer llevando tripulaciones desde la capital al aeropuerto de Gando. Tiempos bonitos y las tripulaciones de cabina eran atentas un saludo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *