El mundo de la aviación

Cuando CAMPSA detentaba el monopolio en los aeropuertos

Mientras existió el Monopolio de Petróleos, CAMPSA fue el principal suministrador de combustible en los aeropuertos de la Península y Baleares. Al igual que la aviación comercial, la capacidad logística de CAMPSA evolucionó con el tiempo y disponía de un considerable parque de vehículos y equipos, así como plantas de almacenaje que recibían combustible mediante la flota de camiones cisterna, oleoducto y la flota petrolera que distribuía entre los diferentes puertos del país.

Aunque CAMPSA se disolvió en 1992 debido a políticas antimonopolísticas de la CE, la marca CAMPSA pasó a formar parte de Repsol. Todos los activos logísticos remanentes del Monopolio acabaron en poder de la nueva sociedad Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH).

Foto: archivo de Juan Carlos Díaz Lorenzo

 

Anterior artículo

Corsica trata de abrir mercado en la línea Tolón-Cartagena

Siguiente artículo

Los gemelos “Visby” y “Drotten”, a la línea Rosslare-Dunkerque