El mundo de la aviación

Cuando AVIACO rozó la tragedia en el aeropuerto de Granada

El 30 de marzo de 1992 “otra vez se rondó la tragedia, con la meteorología de fondo”, escribe José Ramón Marteles para referirse al accidente sufrido por el avión Douglas DC-9 EC-BYH “Castillo de Butrón” en el aeropuerto de Granada. El vuelo AYC-201 procedente de Madrid, con 94 pasajeros y cinco tripulantes, se partió en dos cuando aterrizaba en la pista del citado aeropuerto.

En el informe oficial se dice que “el avión contactó en mala posición con la pista, giró bruscamente y comenzó a resbalar… se partió el tren de aterrizaje… hasta que el fuselaje se abrió… partido por la mitad”. La lluvia y la suerte evitaron el incendio del combustible derramado.

La cola del avión quedó a unos cien metros del resto y hubo que lamentar 26 heridos de diversa consideración. Al día siguiente, la prensa titulaba: “El avión que dio a luz a 98 recién nacidos”.

Estado en el que quedó la sección central del fuselaje del avión accidentado en Granada

Bibliografía:

Marteles, José Ramón (1998). “AVIACO. Noticia de 50 años”, p. 222. Madrid, edición del autor.

Fotos: vía Francisco Bonilla y José Ramón Marteles en su referido libro.

Anterior

El paisaje transformado por 215 millones de m3 de magma

Siguiente

“AIDAmira” abandona Tenerife después de 20 meses

Sin comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *