Acontecer marítimoDestacado

Coordinadora se siente engañada y planta cara al decreto de la estiba

Poco va a durar la frágil paz laboral en los puertos españoles. Dice Coordinadora y los demás sindicatos con representación en el sector de la estiba, que se sienten engañados ante la aprobación hoy del nuevo decreto ley por el consejo de ministros. De modo que el preaviso de huelga está a la vuelta de la esquina, como medida de presión, en función de la postura que adopte el gobierno de Rajoy. Mientras tanto, la consigna no puede ser más clara ni más contundente: “ni un paso atrás”.

Con el nuevo decreto, que pretende la liberalización del sector, el Gobierno trata de zanjar un conflicto y evitar el pago de una multa diaria de 27.522 euros por incumplimiento de la normativa comunitaria. Si finalmente se convalida, y eso habrá que verlo, se producirá en teoría la liberalización del mercado de la contratación de estibadores portuarios. Queda por aclarar, entre otros aspectos, la garantía de los puestos de trabajo de la plantilla actual, que es el gran problema de la negociación.

Foto: Puerto de Barcelona

Anterior artículo

Cinco años después, impera la mezquindad política en Madeira

Siguiente artículo

Vulcano trabaja en el nuevo ferry de Trasmediterránea