Del Cronista Oficial

Constantino Carballo Hernández (1936-1988)

Siempre recordaremos a Constantino Carballo Hernández, Tino, como a una persona afable y atenta. Cuando más le tratamos se convirtió en entrañable. Nuestro personaje tenía un doble cometido que le mantenía en contacto directo con el pueblo de Fuencaliente de La Palma: era funcionario del Ayuntamiento, donde además de ocuparse de su trabajo arreglaba multitud de papeles y con ello contribuía de alguna manera a hacerle la vida más cómoda a sus paisanos y, simultáneamente durante varios años, fue el cartero local.

Nació el 14 de marzo de 1936 en Las Indias, primogénito de Cándido Carballo de la Rosa y Timotea Josefa Hernández Hernández. Acudió a la escuela primaria en su barrio natal, en la que siguió las enseñanzas de los maestros Emilio Quintana Sánchez y Juan Torres Hernández. Hizo el servicio militar en la plaza de Sidi-Ifni y de regreso a su pueblo natal trabajó durante una temporada como empleado en el bar «Parada», propiedad entonces de Rafael Hernández Conde.

El 24 de agosto de 1959 contrajo matrimonio con Fidela Álvarez Hernández, de cuya unión nacieron tres hijos: Fidel Constantino, Carlos Salvador y María Piedad. El 1 de noviembre del citado año tomó posesión de su plaza como auxiliar administrativo del Ayuntamiento de Fuencaliente de La Palma. En 1977 desempeñó el cargo de secretario habilitado y encargado del juzgado. En total fueron algo más de 21 años de dedicación a su trabajo municipal[1].

Tino fue, además, funcionario de Correos y Telégrafos, con plaza en la estafeta de Fuencaliente durante trece años, la cual en la actualidad continúan sus hijos. Participó de manera muy activa en el área cultural y deportiva del municipio y destacó su contribución para la creación de la U.D. Fuencaliente, asociaciones juveniles y otras actividades. Siempre tenía una palabra afectiva, cariñosa, de ánimo para emprender y seguir adelante en cada una de las facetas de la vida. 

Falleció en edad temprana, el 18 de mayo de 1988 en su pueblo natal. Contaba 52 años de edad. El pleno del Ayuntamiento de Fuencaliente de La Palma, en tiempos del alcalde Pedro Nolasco Pérez y Pérez, acordó en su reunión de 30 de julio de 1992, concederle a su memoria una calle en el barrio de Los Canarios, que fue inaugurada, en medio de una gran emotividad, el 28 de agosto de ese mismo año, en el transcurso de las Fiestas de la Vendimia.

[1] Díaz Lorenzo, Juan Carlos. Fuencaliente. Historia y tradición. pp. 339-340. Madrid, 1994.

Foto: Familia Carballo Álvarez

Anterior artículo

Ryanair siembra el caos con los vuelos cancelados

Siguiente artículo

“Ciudad de La Laguna” (1975-1998), un buque excepcional