DestacadoMarina Militar

Comienza el desguace del buque anfibio “Pizarro”

El personal de Desguaces y Reciclajes de la Bahía, S.L., empresa adjudicataria del desguace del buque anfibio “Pizarro”, ha comenzado su desmantelamiento y ya se aprecia el avance de los trabajos, como se puede observar en las fotografías del capitán Eduardo Bianchi.

El citado buque está amarrado a orillas del río Guadalete a su paso por El Puerto de Santa María (Cádiz). En febrero pasado, el Ministerio de Defensa lo adjudicó a la mencionada empresa en 922.000 euros, con el compromiso de su desmantelamiento y reducción a chatarra.

El buque “Pizarro” (L-42) causó baja en diciembre de 2012 y desde entonces permaneció en el arsenal de La Carraca, mientras se procedía a su desarme. Después de seguir el mismo proceso, su gemelo “Hernán Cortés” llegó en septiembre de 2014 remolcado a Arinaga (Gran Canaria) y ya pertenece al recuerdo.

El puente y estructuras anexas prácticamente han desaparecido
El puente y estructuras anexas prácticamente han desaparecido

Es un buque de procedencia norteamericana perteneciente a la clase “Newport”. Construido en el astillero National Steel & Shipbuilding Co. en San Diego (California, EE.UU.), entró en servicio en abril de 1972 bautizado con el nombre de “Harlan County” (LST-1196). Durante esta etapa participó en la guerra del Golfo y en operaciones de embargo en el mar Adriático.

En 1995 pasó a la Armada española, primero en contrato de arriendo y después en propiedad a partir de abril de 2000, en unión del buque “Hernán Cortés”. Por el dispositivo para el desembarco situado a proa ambas unidades fueron conocidas con el apodo de “las cornudas”.

Enarbolando nuestra Bandera participó en diversas misiones, como las de mantenimiento de la paz en la antigua Yugoslavia y Kosovo, ayuda humanitaria en Haití en el marco de la Operación “Mar Caribe” y la Operación “Libre Hidalgo” de apoyo a la misión de Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz en el Líbano.

La misión principal del buque “Pizarro” y de su gemelo ha sido actuar como unidades de desembarco en operaciones anfibias, proyectando la fuerza a tierra mediante vehículos y lanchas de desembarco, helicópteros y varada en playa. Poseía una gran versatilidad en embarque y desembarque de personal y vehículos, dotado de dos rampas de acceso, una a proa y otra a popa, y dos grandes cubiertas para transporte de 26 vehículos anfibios de Infantería de Marina y 50 camiones.

Fotos: Eduardo Bianchi

Anterior artículo

El megacrucero “Mein Schiff 3” finaliza su estadía en Navantia Cádiz

Siguiente artículo

El aeródromo de El Revolcadero