De la mar y los barcosDestacado

Centenario “Statsraad Lehmkuhl”

En medio de la niebla en la ría de La Coruña se han hecho a la mar los participantes en la Tall Ships Race 2016. Casi medio centenar de grandes veleros se han dado cita en el puerto coruñés, de ellos 16 buques son de la clase A, seis de la clase B, 16 de clase C y seis de la clase D. La regata ha pasado por Amberes (Bélgica), Lisboa (Portugal) y Cádiz y en La Coruña finaliza la competición internacional, que tiene sesenta años de existencia.

Entre los barcos participantes figura el elegante velero noruego “Statsraad Lehmkuhl” –capitán M. A. Seidl–, que luce en su estampa marinera toda la gracia y la elegancia de sus 102 años de vida sobre el mar. Ha compartido singladuras, entre otros, con los buques “Mir” (Rusia), «Simón Bolívar» (Venezuela), “Christian Radich” (Noruega), “Frederyk Chopin” y “Pogoria” (Polonia), “Creoula” y “Santa María Manuela” (Portugal), “Belem” (Francia), “Gulden Leeuw” (Holanda), “Lord Nelson” y “Pelican of London” (Reino Unido) y “Alexander von Humboldt II” (Alemania).

El buque-escuela noruego, aparejado de barca de tres mástiles, es propiedad de la Fundación Statsraad Lehmkuhl, con sede en la ciudad de Bergen. Rinde homenaje a la memoria del ministro Kristoffer Lehmkuhl quien, en colaboración con la compañía Det Bergenske Dampskibsselskab (Bergen Line), en 1921 consiguieron comprarlo al gobierno de Gran Bretaña y entró en servicio en 1923. En la actualidad es uno de los barcos de su clase más viejos del mundo en servicio activo.

Construido en el astillero Johann C. Tecklenberg AG, en Bremerhaven (Alemania), entró en servicio en 1914 como buque escuela para la Marina mercante alemana. Su nombre original era “Grossherzog Friedrich August” y formaba parte de una serie de cuatro buques gemelos construidos para los mismos fines: “Prinzess Eitel Friedrich” (actual “Dar Pomorza”, conservado como buque museo en Gydnia), “Großherzogin Elisabeth” (actual “Duchesse Anne”, atracado en la misma condición en Dunkirk) y “Schulschiff Deutschland”, preservado en Vegesack (Alemania).

Durante la mayor parte de la Primera Guerra Mundial, el buque “Grossherzog Friedrich August” fue utilizado como estación flotante para entrenamiento de alumnos y oficiales de la Marina alemana y cuando acabó la contienda fue entregado a Inglaterra como botín de guerra. En 1923 salió de nuevo a navegar enarbolando pabellón noruego y administrado por la Bergens Skoleskib. Hubo un paréntesis, entre 1941 y 1945, cuando la invasión nazi de Noruega, en la que este buque estuvo otra vez bajo dominio alemán, rebautizado con el nombre de “Westwärts”.

A mediados de la década de los años sesenta, la fundación que gestionaba el velero llegó al límite de sus posibilidades y en 1967 se cerró una etapa, en la que incluso se consideró la exportación del buque. El sentimiento nacionalista de los noruegos llamó a la puerta de la conciencia y el naviero Hilmar Reksten (1897-1980) compró el barco en 1968 para evitar que fuera vendido y lo mantuvo hasta 1972 en su condición de escuela navegante para los alumnos de Náutica, futuros oficiales de su poderosa flota de petroleros. 

A raíz de la crisis del petróleo y las dificultades que su propietario tuvo en la gestión de su flota de grandes petroleros, el buque-escuela “Statsraad Lehmkuhl” quedó amarrado en el puerto de Bergen y en 1978, dos años antes de su fallecimiento, Hilmar Reksten lo donó a la Fundación que, desde entonces, tiene la titularidad del barco y se ocupa de su gestión y mantenimiento. Su presencia es asidua en las grandes regatas y es uno de los iconos de la tradición náutica de Escandinavia. En ocasiones ha estado al servicio de la Marina Real de Noruega con la consideración de buque militar, lo mismo que en 2000, cuando estuvo fletado por la Marina de guerra alemana mientras duró la gran carena del buque-escuela “Gorch Fock”.  

De 1.516 toneladas brutas, mide 98 m de eslora total incluido el bauprés -84,60 m de eslora total-, 12,60 m de manga y 5,20 m de calado. La altura máxima de quilla a perilla es de 48 m. Despliega 22 velas con una superficie vélica de 2.026 metros cuadrados y para los tiempos de calma chicha y maniobras en puerto dispone de un motor principal de 1.125 caballos sobre un eje, que en condiciones de buen tiempo le permite mantener una velocidad de 11 nudos. Con todo el aparejo largo y vientos fuertes ha alcanzado 18 nudos, como en la travesía del Atlántico en el otoño de 2007. Puede alojar a 200 cadetes y su tripulación normal la forman 20 personas. Código IMO 5339248.

Foto: Manuel Candal Casado

Anterior artículo

Balearia firma la financiación para su primer ferry dual

Siguiente artículo

Forja de marinos. A bordo del buque-escuela “Estrella Polar” (1946)