El mundo de la aviación

Catorce aviones Caravelle formaron parte de Finnair

En 1960, la aerolínea finlandesa Aero Oy –que en 1968 pasó a llamarse Finnair– estrenó la era de los reactores en Finlandia, con el avión francés Caravelle propulsados por motores Rolls Royce Avon. Los tres primeros aviones eran del tipo Caravelle IA, que luego serían modificados al tipo Caravelle III, como lo sería el cuarto.

Las primeras rutas con este avión fueron Helsinki–Copenhague–Colonia–Frankfurt y Helsinki–Estocolmo–Oslo. En los años siguientes, con la llegada de la flota Super Caravelle, Finnair también volaría a Hamburgo, Ámsterdam, Londres, París, Madrid, Zurich y Malmoe.

Los aviones Caravelle III se vendieron al fabricante aeronáutico francés en 1964 cuando se decidió la incorporación del Super Caravelle 10B3. En total, Finnair llegó a operar, en propiedad y alquilados, un total de 14 aviones Caravelle hasta 1983, en que causó baja el último de ellos.

Foto: vía Enrique Vera Bencomo (Observando la aviación II)

 

Anterior

In memoriam submarino C-4

Siguiente

FRS Iberia se plantea retomar la línea Palma-Ibiza-Gandía