Acontecer marítimoDestacado

Camarotes “pet friendly” a bordo de Balearia

Balearia ha dado a conocer hoy las novedades de sus servicios orientados a viajeros con mascotas en su estand de Fitur 2020, entre los que destacan los camarotes adaptados para que los pasajeros puedan viajar con sus animales de compañía. El servicio está disponible en los dos ferries de nueva construcción «Hypatia de Alejandría» y «Marie Curie» y está previsto que a partir de febrero se incluya en cuatro buques más de su flota: «Abel Matutes», «Martín i Soler», «Sicilia» y «Rosalind Franklin». De modo que todos los ferries que conectan la península con Baleares y Canarias ofrecerán de esta acomodación.

Además, la nueva generación de barcos de la compañía disponen de servicio de videovigilancia a través del dispositivo móvil que permite a los dueños ver en todo momento qué está haciendo su mascota mediante cámaras individuales en las jaulas de la zona habilitada. Los camarotes pet friendly y la videovigilancia han sido valorados por los clientes con un 8,3, según la última encuesta de satisfacción de los pasajeros de la compañía.

Por otra parte, cinco buques de la flota de Baleària disponen de «Casitas de calma», un proyecto diseñado y supervisado por la etóloga Amparo Fortea. Se trata de jaulas con aire acondicionado, dispensadores de feromonas apaciguadoras para controlar el estrés y con un espacio limitado de visión para evitar un estado permanente de alerta.

En algunos de los trayectos de corta duración, como los realizados entre Eivissa y Formentera, las mascotas viajan con sus dueños durante toda la travesía. En cambio, en aquellos que no disponen de camarotes habilitados, se establecen horarios de visita y paseo.

Para Balearia, «las mascotas de los pasajeros son uno más de la familia. Por este motivo, la compañía trabaja continuamente en la mejora de las instalaciones y servicios dedicados a los animales y aspira a convertirse en la naviera de referencia pet friendly». Solo en 2019 transportó más de 51.000 animales.

Foto: Balearia

 

Anterior artículo

Dos semanas de pertrechos en el antepuerto tinerfeño

Siguiente artículo

El primer petrolero de 100.000 toneladas de peso muerto