Acontecer marítimo

Balearia se compromete a buscar mejores tarifas para Ceuta

Baleària afirma que se ha comprometido con el gobierno de la ciudad de Ceuta a seguir buscando soluciones de mejora tarifaria para los turistas y para los familiares de residentes, tras una reunión mantenida la semana pasada entre el presidente de Baleària, Adolfo Utor, y el presidente de la Ciudad, Juan Vivas. 

Estas soluciones deberán ser siempre “compatibles con el actual reglamento que regula las bonificaciones de los residentes, y deberán contar, en este sentido, con el correspondiente consentimiento de la Dirección General de la Marina Mercante”, señala.

El presidente de la Ciudad se ha comprometido a considerar la necesidad de establecer una reducción de las tasas portuarias, que tienen un coste fijo que actualmente supone más del 25% del precio de los billetes, de modo que cualquier bajada de tarifas provoca un aumento de este porcentaje.

La naviera también ha propuesto a la Ciudad que considere la posibilidad de solicitar al Estado que la subvención de residente se establezca como un coste fijo y un 50% del precio del billete, como están actualmente solicitando las autoridades de Baleares. Una cantidad fija permitiría una mayor flexibilidad a la baja de las tarifas y evitaría problemas jurídicos para establecer tarifas reducidas para turistas y familiares no residentes, sin que supongan ningún perjuicio para las arcas públicas.

Baleària señala que “reduciendo o eliminando las tasas portuarias y cambiando el sistema de devolución del descuento de residente, el nivel de calidad del transporte de Ceuta se mantendría y los precios podrían mejorar de forma importante”, además de estudiar otras alternativas.

Balearia está estudiando la posibilidad de ampliar el número de butacas mediante el cerramiento de espacios exteriores del ferry Passió per Formentera, para que la capacidad de pasajeros en las cubiertas interiores aumente de forma sustancial, y de esta forma evitar futuras restricciones o situaciones como las acontecidas recientemente.

En junio de 2015 se incorporaron otras 128 butacas, una cifra que a la vista de los hechos se ha visto insuficiente. Esta ampliación estará condicionada a la renovación del contrato de la línea de interés público, que expira el próximo 31 de diciembre de 2016.

Foto: Balearia

Anterior artículo

Trasmediterránea mejora resultados en 2015

Siguiente artículo

El BIO “Hespérides” concluye su XXI campaña antártica