Acontecer marítimoDestacado

Balearia acude al mercado de segunda mano

Balearia ha salido de compras en el mercado de segunda mano y dice haber invertido 75 millones de euros en la adquisición de tres buques, dos de los cuales son sendos ro-pax que tiene fletados desde 2015, llamados “Nápoles” y “Sicilia” y el tercero es un catamarán entrado en años, nombrado “Jonathan Swift”, y del que ya nos hemos referido en esta misma sección.

Los buques “Nápoles” y “Sicilia” son sendos Visentini de primera generación, ex “Partenope” y ex “Trinacria”, construidos en 2002. Tienen capacidad para 2.000 metros lineales de carga rodada y 950 pasajeros, incluidos camarotes y butacas. Operan en las líneas de Baleares con Barcelona y Valencia, respectivamente. El catamarán, en servicio desde 1999, admite 800 pasajeros y 200 coches y es un comodín que puede servir en cualquiera de las líneas.

Balearia ha adquirido, asimismo, cuatro pequeños catamaranes de fibra de vidrio, construidos en Astilleros Gondán, el primero de los cuales fue entregado en diciembre pasado y están destinados a líneas secundarias de Baleares. Está prevista la incorporación de otros dos buques de Visentini, de nueva construcción, que corresponden a la tercera generación del modelo italiano, con la novedad, impuesta en el sector, de que tendrán propulsión dual y llegarán en 2019. 

Todos estos movimientos de flota tienen un trasfondo estratégico, en el que la naviera dirigida por Adolfo Utor trata de posicionarse de la mejor manera posible ante la nueva Trasmediterránea, en un escenario en el que hace tiempo se han acortado las distancias entre ambas y ahora se introduce un contendiente sorpresivo que está dispuesto a modificar el mapa de fuerzas.

Está por ver el éxito del juego de cartas de Balearia, pues la reciente adquisición de la compañía centenaria por parte de Naviera Armas le ha abierto la puerta grande del mercado de Baleares y pueden tener por seguro que habrá novedades. De modo que 2018 va a ser un año movido, de cambios graduales y también de movimientos contundentes. Es cuestión de tiempo y Adolfo Utor lo sabe. El cronómetro de descuento ya está en marcha.

Foto: Frank de Visser

Anterior artículo

Venezuela solo tiene 13 aviones operativos, de una flota de 115

Siguiente artículo

Trasmediterránea patrocina el Ibiza Marathon y el Ibiza 12K