El mundo de la aviación

AVIACO estuvo a punto de desaparecer en 1958

En 1958, una década después de su creación, AVIACO estuvo a punto de desaparecer. Pese a que en aquel año había multiplicado por diez el número de pasajeros transportados, sin embargo acumulaba pérdidas por importe de 29,4 millones de pesetas. La memoria corporativa presentada ante la junta de accionistas dice, textualmente, que “la crítica situación nos ha puesto al borde del cese de nuestras actividades”.

Dos nuevos accidentes pusieron en serios aprietos la continuidad de la aerolínea española: un avión De Havilland Heron (EC-ANJ) cayó al mar el 4 de marzo en las proximidades del aeropuerto de Barcelona en vuelo procedente de Zaragoza y fallecieron sus 16 ocupantes. Y un avión Bloch Languedoc (EC-ANR), en vuelo de Vigo a Madrid, se estrelló el 4 de diciembre en Guadarrama y no hubo supervivientes entre sus 21 ocupantes.

AVIACO había sufrido cinco accidentes graves en poco más de un año. De ahí surge el macabro eslogan “Vuele a todo el mundo por Iberia, vuele al otro mundo por AVIACO”. El pasaje, hasta entonces en alza, cayó un 12%. Pese a la crisis, abre seis nuevas líneas con una flota de 14 aviones, con los que voló más horas que en 1957 y a pesar de la falta de tesorería, recibe indicaciones “de arriba” y adquiere un 5% de Royal Air Maroc.

La modernización de la flota era una tarea urgente, si la empresa quería seguir volando. Hubo cambios en determinados cargos de la cúpula y el todopoderoso INI de Juan Antonio Suanzes denegó la licencia de importación de seis aviones Fokker F-27 que se habían negociado previamente con el fabricante aeronáutico holandés. Por ello, gestionó con SABENA tres aviones Connvair CV-440 Metropolitan “con radar detector de tormentas”, pero habría que esperar. 

Bibliografía:

Marteles López, José R. (1998). “AVIACO. Noticia de 50 años”, pp. 49-51. Edición del autor, Madrid.

Foto: archivo de Juan Carlos Díaz Lorenzo

Anterior

Posible vuelta a casa en varias zonas a partir del 3 de enero

Siguiente

Seis capitanes abandonan Peninsula en menos de un mes

Sin comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *