De la mar y los barcosDestacado

“Argentina Star” (1947-1972), un hito en el puerto de Tenerife

Concluida la Segunda Guerra Mundial, la compañía británica Blue Star Line restableció la línea de Sudamérica con algunas unidades que habían sobrevivido a la contienda y, al mismo tiempo, encargó la construcción de cuatro buques mixtos, de elegante estampa marinera, que tomaron forma en astilleros británicos y fueron entregados entre junio de 1947 y octubre de 1948, bautizados con los nombres de “Argentina Star”, “Brasil Star”, “Uruguay Star” y “Paraguay Star”. En 1963 se les sumó el buque mixto “Iberia Star”, adquirido de segunda mano.

La contraseña de Blue Star Line ya había ondeado en el puerto tinerfeño el 2 de marzo de 1946, con la escala del buque “Columbia Star”, que fue el primero que llegó después de la guerra. A partir de entonces pasaron por los puertos canarios una larga lista de elegantes buques en los tráficos de América del Sur, Ciudad del Cabo y Australia: “Saxon Star”, “Napier Star”, “Nelson Star”, “Royal Star”, “Empire Star”, “Imperial Star”, “Melbourne Star”, “South Africa Star”, “Rhodesia Star”, “Scottish Star”, “Tasmania Star”, “Rockhampton Star”, “Ulster Star”, “Fremantle Star” y “Auckland Star”, entre otros.

Construcción número 1.173 del astillero Cammell Laird & Co., el 26 de septiembre de 1946 se efectuó la botadura del buque “Argentina Star”, primero del nuevo cuarteto. Registrado a nombre de la sociedad Frederick Leyland & Co., el 14 de junio de 1947 zarpó de Londres en su viaje inaugural en la línea del Plata y cinco días después arribó por primera vez al puerto de Santa Cruz de Tenerife.

La citada línea comprendía escalas en Lisboa, Santa Cruz de Tenerife, Río de Janeiro, Santos, Montevideo y Buenos Aires. Cada buque de esta serie alojaba a 53 pasajeros de primera clase más otros quince de clase turista y disponía de seis bodegas preparadas para el transporte de productos refrigerados.

En 1950 pasó transferido a la sociedad Union International Co., una de las filiales de Blue Star Line. Su vida marinera transcurrió sin acaecimientos dignos de mención y en 1972 se vendió para desguace a la sociedad nipona Nissho Iwai Co., que lo revendió después a Yi ho Steel & Iron Works. El 19 de octubre del citado año arribó al puerto de Kaohsiung para su desmantelamiento, y al finalizar aquel año su estampa marinera había desaparecido por completo.

De 10.716 toneladas brutas, 6.299 toneladas netas y 11.597 toneladas de peso muerto, medía 165,69 m de eslora total –155,43 m de eslora entre perpendiculares–, 22,53 m de manga, 13 m de puntal y 10,26 m de calado máximo. Disponía de alojamiento para 68 pasajeros, aire acondicionado y piscina y estaba propulsado por tres turbinas de vapor Parsons Marine –fabricadas, bajo licencia, en el citado astillero–, que desarrollaban una potencia de 8.700 caballos sobre un eje y le permitía mantener una velocidad de 16,5 nudos. Código IMO 5023227.

«Argentina Star», primero de la serie, al resguardo de Anaga

Bibliografía

Díaz Lorenzo, Juan Carlos (1992). Los trasatlánticos de la emigración (1947-1974). Líneas regulares, pp. 393-394. Viceconsejería de Cultura y Deportes. Gobierno de Canarias, Santa Cruz de Tenerife.

Fotos: José Luis Torregrosa García

 

Anterior

Air Europa incorpora 15 aviones Boeing alquilados a Aercap

Siguiente

La OPE catapulta un 1.065% el tráfico en el puerto de Almería

12 Comentarios

  1. Teresa
    19 agosto, 2022 at 12:36 pm — Responder

    ¡ Cuántos recuerdos tan buenos me ha traído la lectura de «Argentina Star (1947-1972)» del día 17.8.2022!
    Ese buque y el «Brasil Star» fueron mi transporte favorito entre Tenerife y Londres allá por los años 50.
    ¡Gracias por activar mi nostalgia!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *