Cultura NavalMarina Militar

¡Apoyad con tesón y con orgullo a los inventores de España!

Nada más concluir la guerra civil española, una de las preocupaciones del nuevo Gobierno era evitar la fuga de talentos, por algún suculento contrato que pudiera llegarles del exterior. Con tal motivo se editaron unas tarjetas de cartulina, alentando a físicos, matemáticos, ingenieros, médicos, etc. a permanecer en España.

También se incluían a los posibles inventores, personas éstas que no necesariamente tenían que tener estudios de cierto nivel, por lo que podrían pasar, en principio, desapercibidos, corriéndose el riesgo de salida del país del individuo en cuestión y que otra nación quitara a España la paternidad de un invento concreto, por lo que a través de estas cartulinas se exhortaba a apoyar y alentar a aquellos de los que se tuviese conocimiento de que tenían algún invento «en mente».

Pues en una de esas tarjetas que llegó a nuestras manos, vemos cómo en 1940 aún se lamentaba de lo sucedido a Isaac Peral medio siglo antes, dejando bien claro el texto de la cartulina, que el abandono definitivo del proyecto del submarino Peral se debió principalmente a la falta de aliento, apoyo y colaboración, como ciertamente así fue.

Foto: archivo de Diego Quevedo Carmona

 

Anterior artículo

Binter recibe su cuarto avión Embraer E2 “Lanzarote”

Siguiente artículo

El gigayate “Azzam” zarpa de Cádiz siete meses después