Protagonistas de la mar

Alumnos de máquinas que hoy son oficiales en el mismo barco

En su día fueron alumnos de máquinas que hicieron sus prácticas reglamentarias en el ferry “Volcán de Taburiente” y cuando comenzaron sus vidas profesionales continuaron en el mismo barco y en la empresa en la que encontraron su oportunidad. Naviera Armas, con muy buen criterio y siguiendo las sugerencias del jefe de máquinas Marcelo González Rebanedo, incorporó a dos jóvenes oficiales que habían acreditado pronto su capacidad y competencia.

En la foto vemos a Aarón Morales Sabina (primer oficial) y a Lidia Paola Padilla Cruz (segundo oficial), enfrascados en una de sus responsabilidades en su medio de trabajo: desmontaje y reacondicionado de inyectores en uno de los cuatro motores principales de que dispone el buque. Es el día a día de una profesión apasionante, que tiene mucho de técnica, conocimiento y dedicación y de la que depende en buena medida que todo funcione a bordo con normalidad, como así sucede, formando parte de un equipo de excelentes profesionales. 

Foto: cedida

Anterior

Incendio en la sala de máquinas del ferry “Denia” de Balearia

Siguiente

Primera escala del ferry “Ciudad de Barcelona” en Mahón

3 Comentarios

  1. Alijumbo
    26 julio, 2022 at 11:30 am — Responder

    No hice inyectores en ese barco. Me tocó la varada y yo que estaba de segundo de maquinas, y como allí nadie sabía hacerlos, y aprovechando que son mi especialidad pues me encargué de reacondicionar los 36 inyectores de los 4 mm.pp. , 9 por motor. Si había toberas nuevas se las ponía y si no pues a reacondicionar a la vieja usanza.

    • Juan Cárdenas
      26 julio, 2022 at 12:21 pm — Responder

      Fundamental el buen asiento de la tobera sobre la superficie de la caña del inyector así como el ajuste de la aguja en su asiento; que como bien se sabe debe de hacerse sobre «un mínimo contacto contacto» ; que me diría el jefe de máquinas cuando giraba visita por el taller. Conocí a un maquinista gallego que se hacia su propia pasta de esmerilar, entre cuyos componentes añadía pasta dentrífica ; Avelino, era el nombre de aquél profesional , cuyo ronquido de los inyectores cuando los probaba en la bomba, era como musical…..

  2. Juan Cárdenas
    26 julio, 2022 at 12:08 pm — Responder

    Enhorabuena Aaron y Lidia ; habéis elegido una apasionante carrera, tanto por su complejidad técnica como por sus dificultades y difíciles momentos por los que os tocará pasar ; gracias a vosotros y a gente como vosotros el buque navega. En más de una ocasión comprenderéis que es eso de la soledad del mando , que no es otra cosa qué cuando los compañeros de la tripulación estarán pendientes de de vuestra acertada decisión para salir de algún difícil momento ; insisto: apasionante y gratificante profesión ; ya lo veréis. Adelante y procurad estar siempre actualizados y dispuestos a seguir aprendiendo; uno de los encantos de la carrera es que cada vez el mundo de la técnica se complica más.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *