Acontecer marítimoDestacado

Acaba la tercera racha más larga sin desguace de buques VLCC

La venta para desguace del superpetrolero “Sam”, ex “Zoya 1”, un VLCC (Very Large Crude Carrier) de 300.500 TPM y casi 25 años de servicio, acaba con la tercera racha más larga sin desguaces de este tipo de buques, que ha durado 512 días, según informa BIMCO. El último VLCC reciclado fue el petrolero “Watban” de 300.361 TPM, en junio de 2019, en Bangladesh.

Desde entonces se han entregado un total de 42 VLCC de nueva construcción, sumando 12,8 millones de TPM (MTPM) a la flota mundial, lo que eleva su capacidad total hasta los 255,3 MTPM.

Después del fuerte aumento de la demanda de petroleros para el transporte de crudo durante el segundo trimestre de 2020, gracias al bajo precio del petróleo, el sector se enfrenta a tiempos difíciles a corto plazo. El pasado 13 de noviembre, los ingresos medios diarios para un VLCC eran de 11.395 dólares, lo que supone menos de la mitad de sus costes totales, que ascienden a unos 25.000 $/día de media.

La cuestión es si esta venta ha sido únicamente flor de un día o si va a ser el primero de muchos armadores que van a optar por poner en venta su tonelaje más antiguo para reciclaje, ante la perspectiva de un futuro poco rentable.

Para Peter Sand, analista jefe de BIMCO, “existen muchos otros VLCCs que podrían seguir el mismo camino, ante las malas perspectivas del mercado”.

Foto: @twitter

Anterior artículo

El rolón “Villa de Tazacorte” se posiciona en el puerto de Cádiz

Siguiente artículo

BIMCO trabaja en un contrato para buques autónomos