Acontecer marítimoDestacado

480.000 euros por ocho meses de atraque en el puerto de Cádiz

Casi medio millón de euros –en torno a 480.000 euros, para ser más precisos– ingresará la Autoridad Portuaria de Cádiz por la estadía prevista de ocho meses del gigayate “Azzam”, el de mayor eslora del mundo en su clase, que se encuentra atracado desde el pasado primero de agosto en el puerto gaditano.

Según los medios especializados, es propiedad del actual emir de Emiratos Árabes Unidos (EUA), Jalifa bin Zayed Al Nahyan y se estima que invirtió algo más de 600 millones de dólares en su construcción.

Proyectado por Nauta Yatchs y diseñado en su interior de Christophe Leoni, este buque es uno de los hitos del astillero alemán Lürssen, cuya construcción estuvo supervisada por el ingeniero árabe Murabak Saad al Ahbadi y entró en servicio en 2003.

De 13.136 toneladas brutas y 1.381 toneladas de peso muerto, mide 180,60 m de eslora, 21,69 m de manga y 4,30 m de calado. Está propulsado por un sistema combinado formado por dos turbinas de gas y dos motores diésel con una potencia de 94.000 CV, que accionan cuatro water jets y le permite mantener una velocidad máxima de 32 nudos. Código IMO 9693367.

Foto: Manuel Sánchez Quijano

 

Anterior artículo

Primera escala del petrolero “Monte Serantes” en Las Palmas

Siguiente artículo

“Kerisnel” (1972-1974), el primer barco de Brittany Ferries