De la mar y los barcosDestacado

“30 de Noviembre”, buque de línea clase Dnepr de Mambisa

La Empresa de Navegación Mambisa fue una de las compañías navieras que operaron mayor número de buques de línea de la clase Dnepr y uno de ellos, de la primera serie, ostentó el nombre de “30 de Noviembre”. Rendía homenaje a una fecha emblemática en la historia de la revolución cubana, el 30 de noviembre de 1956, en el que se produjo un levantamiento armado en apoyo del desembarco del yate “Granma” que venía de México con una expedición liderada por Fidel Castro para comenzar la insurrección armada contra la dictadura de Batista.

Este levantamiento estuvo liderado por Frank País García, que era entonces el principal dirigente del Movimiento 26 de Julio. El nombre de Frank País también forma parte de la historia de la Marina Mercante de Cuba, al igual que Pepito Tey y Otto Parellada, nombre que ostentó, precisamente, uno de los buques de la segunda serie de la clase Dnepr.

La clase Dnepr es una de las series más numerosas de buques mercantes construidos en el plazo de algo más de una década en el astillero de Kherson, en tiempos de la Unión Soviética. El Proyecto 1.585E corresponde a un buque de línea marinera elegante, bien proporcionado, aunque algo anticuado en concepto y equipamiento para la época en la que entró en servicio, bastante pesado de maniobra, propulsado por un motor Burmeister & Wain fabricado bajo licencia en Bryansk y alojamiento para 32 tripulantes.

No tenemos a mano el dato exacto del número de buques construidos, aunque alcanzó la treintena, de ellos 14 de la clase “Geroi Panfilovtsy” para navieras de la URSS construidos entre 1973 y 1984 y los países satélites del telón de acero, además de Cuba. También hubo varios encargos de países occidentales y entre ellos la compañía griega Family Shipping, resultando que los dos buques que le pertenecían pasaron a la flota de Compañía Trasatlántica siendo abanderados en Panamá y renombrados “Candelaria” y “Guadalupe I”.

El buque que nos ocupa, nombrado “30 de Noviembre” e inscrito en la matrícula naval de La Habana, es el segundo con este nombre en la historia de la Marina Mercante de Cuba. Construcción número 1.010 del astillero de Kherson, mediaron apenas siete meses entre la puesta de quilla y la entrega, que aconteció el 31 de octubre de 1978. Era el tercero de la primera serie, de un total de siete buques: “XI Festival” (1978), “Julio Antonio Mella” (1978), “José Antonio Echeverría” (1979), “Rubén Martínez Villena” (1982), “Antonio Guiteras” (1983) y “Otto Parellada” (1984), nombrado “Che Guevara” sobre el proyecto.

En varias ocasiones lo vimos atracado en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, descargando sacos de azúcar y fardos de tabaco cubano para la industria tabaquera local, consignado por la delegación local de Pérez y Cía., que eran los agentes generales de Mambisa en España.

En junio de 1994, cuando comenzó el declive de la Marina mercante de Cuba, el buque pasó a bandera de Malta renombrado “Kappara”, ocupándose de su gerencia la sociedad Kappala Shipping Co., que era, en realidad, una de tantas empresas que el Gobierno cubano había autorizado para evitar bloqueos y embargos de sus buques en puertos extranjeros. En febrero de 2002 se renombró “African Warrior” (Reims Maritime Overseas, Panamá) y un año después, acortado su nombre a “Warrior” (Libra Shipping Services LLC, St. Vincent y Grenadines), llegó el final de su vida marinera, siendo desguazado en mayo de 2003 en Alang (India).

De 11.479 toneladas brutas, 6.285 toneladas netas y 13.450 toneladas de peso muerto, medía 162,50 m de eslora total –144,70 m de eslora entre perpendiculares–, 22,30 m de manga, 13,40 m de puntal y 9,17 m de calado. Tenía cinco bodegas con una capacidad de 19.570 metros cúbicos o 388 TEUS, disponiendo además de siete grúas de 12 toneladas cada una y una pluma de 63 toneladas. Como se cita, estaba propulsado por un motor Burmeister & Wain 6K74EF, de 11.600 caballos de potencia sobre un eje, que le permitía mantener una velocidad de 18 nudos con un consumo diario de 42 toneladas de fuel. Código IMO 7735159.

Foto: Brian Fisher (shipspotting.com)

Anterior

Spantax también acarició el sueño del vuelo supersónico

Siguiente

La próxima imagen irlandesa del buque “Ciudad de Mahón”

2 Comentarios

  1. Andrés
    25 noviembre, 2021 at 11:54 pm — Responder

    No parece lucir mal esa clase, so pena de lo ocurrido en los años 90′ en Cuba, y sobre todo de la pésima gestión de las navieras. Crecí con los deseos de zurcar los mares en uno de esos buques abanderados en la isla, al igual que hiciera mi tío, pero sin flota y con la obligación de hacerlo por lo militar, sólo me quedó ser un aficionado. Excelente página, ahora siguiéndole de cerquita, Tenerife. Saludos

  2. Felipe
    26 noviembre, 2021 at 1:49 pm — Responder

    Enhorabuena. Gracias.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *