Acontecer marítimoDestacado

Trasmediterránea en imágenes, en el Museo Elder de Las Palmas

La familia de Trasmediterránea se reunió esta mañana en el Museo Elder de Las Palmas de Gran Canaria, donde está expuesto hasta comienzos del próximo año un audiovisual en tres dimensiones de la historia en imágenes de la compañía. “El cubo”, como es conocido,  pone rumbo a la historia contemporánea de España teniendo como protagonista a Trasmediterránea, vinculada desde sus orígenes a Canarias.

Con anterioridad, el audiovisual se ha proyectado en el Museo Naval de Madrid y en el Museo Marítimo de Barcelona, como remate de la exposición del centenario, que recibió más de treinta mil visitas. Ahora, “el cubo” puede verse en el Museo Elder de la Ciencia y la Tecnología de la capital grancanaria gracias a la acogida que ha brindado este  museo  al  proyecto y a la colaboración de Accomar, la Asociacion Canaria de Coleccionistas Maritimos que fomenta este tipo de exposiciones de temática marítima en sus instalaciones.

“El cubo” está abierto por uno de sus lados e inspirado en la imagen corporativa de los barcos actuales (blanco y rojo). Esta representación simboliza un buque en el que embarcan los pasajeros rumbo a los orígenes de la compañía y termina en la actualidad. Los años y la evolución de las muchas imágenes marcan el paso del tiempo, y los puertos, los barcos emblemáticos, los viajeros y las tripulaciones son sus protagonistas. Sonidos de otros tiempos, de la mar, el trajín de los muelles, las sirenas de los barcos al partir, logran la inmersión temporal de los visitantes.

El Museo Elder tiene su sede en el inmueble que entre 1888 y 1930 ocupó la Compañía de Vapores Correos Interinsulares Canarios, filial de la empresa británica Elder & Demspter. El citado edificio, que forma parte del patrimonio histórico industrial de la capital grancanaria, se encuentra próximo al arranque del muelle de Santa Catalina, en el que durante más de ocho décadas operaron los buques de Trasmediterránea, entre ellos los históricos correíllos negros, los ferries “Ciudad de La Laguna” y “Villa de Agaete”, o el jet-foil que forma parte de este recorrido por la memoria visual.

En el transcurso de la Primera Guerra Mundial, el 25 de noviembre de 1916 nació Compañía Trasmediterránea, fruto de la visión de un grupo de navieros que decidieron unir sus medios y sus esfuerzos para sobrevivir ante un escenario difícil, en el que la Marina mercante española atravesaba una de sus crisis más significativas. En la constitución de la compañía figuran la Compañía de Vapores Correos de África, la Sociedad Línea de Vapores Tintoré, Ferrer Peset Hermanos y la S.A. Navegación e Industria. En total aportaron 44 barcos, el astillero Talleres Nuevo Vulcano y un capital humano extraordinario, lo que permitió comenzar sus singladuras el 1 de enero de 1917. El primer buque de la recién nacida compañía que llegó a Canarias fue el vapor “Félix Pizcueta”.

En 1918 pasaron a formar parte de Compañía Trasmediterránea otras navieras: Isleña Marítima y La Marítima, Compañía Mahonesa de Vapores, seguida de la Compañía Marítima Vinuesa, de Sevilla y en 1929 la citada Compañía de Vapores Correos Interinsulares Canarios, cuyo traspaso se hizo efectivo al año siguiente, asumiendo Trasmediterránea desde entonces los servicios marítimos interinsulares y con la vecina costa de África.

El delegado de Trasmediterránea en Canarias entrega una placa al director del Museo Elder
El delegado de Trasmediterránea en Canarias entrega una placa al director del Museo Elder
El comisario de la exposición del Centenario de Trasmediterránea explica detalles
El comisario de la exposición del Centenario de Trasmediterránea explica detalles
Foto de familia de los asistentes al acto de esta mañana en el Museo Elder
Foto de familia de los asistentes al acto de esta mañana en el Museo Elder

Fotos: Quique Curbelo / Museo Elder

Anterior artículo

Gondán construye cuatro catamaranes para Balearia

Siguiente artículo

Finnair pesa a sus pasajeros