Acontecer marítimoDestacado

Se complica la situación a bordo del buque “Cheshire”

La combustión del cargamento de fertilizantes que transporta el bulkcarrier británico “Cheshire” parece que ha disminuido de intensidad en la bodega número cuatro, pero la situación se ha complicado pues se ha extendido a las bodegas números tres y cinco y en las imágenes aéreas más recientes se puede apreciar el enorme desarrollo que ha adquirido. 

La columna que desprende tiene un elevado contenido de óxido nitroso y es tóxica. El buque se encuentra a unas ochenta millas al sur de El Hierro y hacia allí ha salido hoy el remolcador de salvamento “VB Hispania”, que se unirá a los remolcadores “Miguel de Cervantes”, “Red Sea Fos” y Jacques 2”, que ya se encuentran en las proximidades.  

No está claro por el momento cuál será el plan de acción para resolver la situación, pendiente de que la carga se enfríe. Técnicos de la empresa especializada Resove Marine, contratados por la armadora Bibby Line, permanecen a bordo del primero de los remolcadores contratados, a la espera de que puedan subir y evaluar la situación.

El buque transporta un cargamento de algo más de cuarenta mil toneladas de fertilizante NPK, propiedad de la multinacional noruega Yara, en viaje de Noruega a Tailandia, informa la edición digital de La Provincia. Tenía prevista una escala en Las Palmas para suministrarse combustible, pero la reacción química producida en la bodega número cuatro hizo que recibiera la orden de situarse al sur de Gran Canaria para evitar riesgos para la población.

Foto: Salvamento Marítimo vía twitter

Anterior artículo

Fred. Olsen iniciará en septiembre la línea interior gomera

Siguiente artículo

Viking Line movió 6,5 millones de pasajeros en 2016