Del país de Finlandia

Päivi Mäkinen, la evocación vital de Edith Piaf

Päivi Mäkinen es una cantante y actriz muy conocida en la bella Finlandia, como lo es también entre la colonia finlandesa en Costa del Sol y Canarias, donde goza de especial aprecio y admiración, tanto por su faceta artística y como por sus cualidades como persona. En realidad, Päivi combina arte musical y escénico, pues ambas cosas son indisolubles en su expresión y su forma de vivir, algo que es consustancial con su amor intenso y profundo por su país de nacimiento.

Hannele Päivi Mákinen (Toivakka, 1960), que así es su nombre completo, comenzó su andadura en 1978 en Mikkeli y entre 1985 y 1987 realizó estudios y prácticas en el teatro de Savolinna, que es donde realmente arranca su exitosa carrera, que complementaría con otros cursos de teatro de su especialidad en París y Berlín, en los que perfeccionó sus habilidades artísticas.

Después de algunas experiencias que ayudaron a consolidar su trayectoria, Päivi Mäkinen encontró en 1994 en Edith Piaf (1915-1963) la esencia principal de lo que habría de ser su proyección futura. La vida de la cantante francesa y sus canciones desgarradoras cautivaron su interés y comenzó una relación basada en el aprecio, el respeto y la admiración en la interpretación por su obra, hilvanando para ello un viaje ficticio que se ha convertido en una clara seña de identidad.

Aunque Päivi Mäkinen y la apacible aunque dinámica ciudad de Jyväskylä mantienen desde 1995 un vínculo especial, en el que ambos se han involucrado en el desarrollo de un teatro contemporáneo, surgió entonces su espíritu empresarial y abrió su propio teatro en la cercana Tampere, el Teatro Lux, que fue otro referente durante años en las inquietudes artísticas de Finlandia, con una programación hecha a la medida de la demanda del público.

Las canciones legendarias de Charles Chaplin reunieron en 1997 a los estudiantes de la escuela secundaria superior Cygnaeus de Jyväskylä, otra iniciativa de éxito con la colaboración del profesor de Jukka Parviainen, cuya recaudación fue entregada a la UNICEF. A partir de entonces, Päivi ha impartido docencia en su especialidad y alcanzó uno de sus grandes sueños: interpretar a Edith Piaf en París, en algunos de los lugares en los que había actuado la cantante francesa y, además, siente una especial atracción por el tango argentino. 

En los últimos años, la actriz y cantante finlandesa Päivi Mäkinen mantiene una trayectoria vital constante, rigurosa y exigente, con la que cautiva a sus muchos admiradores y es un referente nacional cada vez con una mayor proyección internacional. Escucharla y verla en el escenario, en el que con frecuencia viste el traje nacional finlandés, es todo un lujo de sensaciones. Tratarla y conocerla en su acusada personalidad, su talante generoso y afectivo, todo un privilegio. 

Foto: cedida

Anterior artículo

Se hunde el petrolero “Sanchi” y aumenta la marea negra

Siguiente artículo

Qantas sigue siendo la aerolínea más segura de mundo