De la mar y los barcosDestacado

Los buques madereros “Okume” y “Ukola”

Los primeros buques madereros construidos en España fueron las dos unidades del tipo S del Plan de Nuevas Construcciones de la Empresa Nacional Elcano de la Marina Mercante. Hasta entonces, y todavía algunos años después, el tráfico de importación de madera desde la Guinea española se hacía a bordo de viejos vapores, algunos de los cuales habían sido antiguos “castillos” de la Gerencia de Buques Mercantes para Servicios Oficiales, que luego pasaron a engrosar la flota de la citada Empresa Nacional Elcano.

Los buques del tipo S fueron unos barcos fruto de las circunstancias de la construcción naval de mediados de la década de los años cincuenta, desfasados en su tiempo, que permitían alternar el transporte de las trozas de madera y carga general a granel. Tenían puente al centro y máquina a popa. Para su propulsión se aprovecharon las máquinas alternativas de triple expansión procedentes de las corbetas “Caléndula” y “Violet”, adquiridas por Elcano en el “surplus” de guerra y transformadas en el astillero de Cartagena en los buques rápidos para el transporte de pescado “La Güera” y “Villa Bens” e incorporados a la flota de IPASA.

Aquellas máquinas, con una potencia de 1.595 caballos, y sus correspondientes calderas, fueron una fuente frecuente de problemas técnicos y quebraderos de cabeza para el personal, lo que determinó la decisión de sustituirlas en 1966 por sendos motores Elcano-Gotaverken, de 2.490 caballos de potencia cada uno sobre un eje, que le permitían mantener 12 nudos de velocidad.

Ambos buques tomaron forma en el astillero de la Empresa Nacional Bazán en San Fernando, Cádiz, de cuya factoría eran las construcciones números 21 y 22 y los primeros de tipo mercante allí construidos. El primero de ellos recibió el nombre de “Okume” y, puesta su quilla en febrero de 1953, resbaló por la grada el 31 de mayo de 1954 y fue entregado el 23 de abril de 1955. Respecto del segundo, llamado “Ukola”, en julio de 1954 se procedió a la puesta de quilla y, botado el 22 de abril de 1955, se entregó a Elcano el 30 de noviembre del citado año.  

En octubre de 1973 el buque “Okume” fue vendido a COVALMA y en abril de 1974 fue vendido para desguace después de un incendio. Por lo que se refiere al buque “Okola”, en 1976 fue vendido a la compañía panameña Arosa Mercantil y el 19 de enero de 1977 se perdió a unas 200 millas al NW de Cayo Hueso, cuando navegaba en condiciones meteorológicas muy duras e iba cargado de azúcar en viaje de Macoris a Galveston. De los 23 tripulantes que iban a bordo, solo tres fueron rescatados con vida. Uno de los supervivientes fue el capitán Alexander Florain, que declaró a las autoridades del U.S. Coast Guard que el buque se partió en dos a la altura del mamparo que lo separaba de la sala de máquinas y se hundió en cuestión de minutos.

Inscritos en la matrícula naval de Cádiz, eran buques de 3.843 toneladas brutas, 2.479 toneladas netas, 4.087 toneladas de peso muerto y 7.180 toneladas de desplazamiento. Medían 105,45 m de eslora total -99,60 m de eslora entre perpendiculares-, 14,83 m de manga, 7,50 m de puntal y 6,40 m de calado. Disponían de ocho puntales para las operaciones de carga y/o descarga y tenían acomodación para diez pasajeros alojados en la superestructura central.  

Bibliografía:

Díaz Lorenzo, Juan Carlos (2004). Empresa Naviera Elcano. Seis décadas de historia. pp. 300-301. Empresa Naviera Elcano. Madrid.

Hooke, Norman (1989). Modern shipping disasters 1963-1987. p. 490. Lloyd’s of London Press Ltd. Londres,

Foto: archivo de Juan Carlos Díaz Lorenzo

Anterior artículo

Aegean Airlines encarga 30 aviones de la familia A320neo

Siguiente artículo

Cinco días de adiestramiento en guerra electrónica