De la mar y los barcosDestacado

Los buques de la serie “viento”: “Siroco” (1979-1991)

El 10 de septiembre de 2010 arribó a Aliaga (Turquía), para proceder a su desguace a manos de la factoría Kalkavanlar Gemi Sokum, el buque “Garnia”, abanderado en Siria, figurando como último propietario la sociedad J. Ghandourah & Partners (Yass Marine Co. Ltd.). Revisando su historial, resulta muy fácil reconocer su procedencia, pues se trata del antiguo “Siroco”, uno de los seis buques de la serie “viento”, cuatro de los cuales navegaron enarbolando la contraseña de Compañía Trasmediterránea, siendo todos ellos bien recordados en los puertos canarios. El buque “Garnia” –o “Siroco”, si ustedes lo prefieren– se fue de la mar con 31 años de vida marinera, de los cuales los doce primeros transcurrieron enarbolando bandera española.

Los seis buques de la serie “viento” fueron construidos por encargo de la Compañía Naviera Transoceánica y recibieron los nombres de “Alisio”, “Mistral”, “Siroco”, “Cierzo”, “Monzón” y “Levante”. De los citados, los cuatro últimos fueron fletados con opción a compra por Compañía Trasmediterránea, lo que se verificó entre los meses de enero y julio de 1980, mejorando así la oferta en el contrato firmado con la CREP para el transporte del plátano a los mercados peninsulares, contando también con el buque “Ciudad de Pamplona”, que se mantuvo en servicio hasta marzo de 1981.

Razón por la cual desde el momento de su incorporación, los buques de la serie “viento” representaron un refuerzo considerable en la actividad comercial de Trasmediterránea en las líneas del Cantábrico y el Mediterráneo, estando dotada de unidades de carga general, paletizada y/o contenedores, dotados de ventilación para el transporte de fruta. Los barcos hacían viajes redondos en las dos rutas establecidas, llevando plátanos en los viajes de ida y carga general en los viajes de vuelta en dos rutas: Las Palmas, Santa Cruz de Tenerife, Santa Cruz de La Palma, Vigo, Gijón y Bilbao y retorno con escalas en Villagarcía de Arosa y Marín y Las Palmas de Gran Canaria, Santa Cruz de Tenerife, Santa Cruz de La Palma y Alicante, realizando también escalas opcionales en Puerto del Rosario (Fuerteventura) y Arrecife (Lanzarote).

Navegando con buen tiempo. Un placer
Navegando con buen tiempo. Un placer
Con mal tiempo era otra cosa
Navegando con mal tiempo por la costa de Portugal

La secuencia de adquisición de los cuatro “vientos” de Trasmediterránea fue la siguiente: “Cierzo” y “Levante”, el 29 de abril de 1980; “Siroco” y “Monzón”, el 30 de octubre de 1980. La operación se cerró con el Banco de Crédito Industrial, pues los barcos estaban hipotecados e intervenidos a la sociedad que los había contratado. Todos ellos fueron barcos de estreno para los primeros interinajes de los nuevos capitanes y cumplieron un papel digno con el buen quehacer de sus tripulaciones, que supieron sacar provecho a sus limitaciones operativas. 

En la varada de 1982 se procedió a la climatización de las bodegas de los cuatro buques para mejorar la calidad del transporte de los plátanos. Así permanecieron en la mar los cuatro barcos hasta 1991, recién llegado Luis Delso a la presidencia de Trasmediterránea, en que se decidió su amarre y puesta en venta. Los buques “Monzón” y “Cierzo” se amarraron en enero del citado año en el puerto de Alicante y los buques “Siroco” y “Levante” en mayo siguiente, en el puerto de Las Palmas.

Construcción número 150 de Astilleros y Construcciones (ASCON), factoría de Meira (Pontevedra), el buque “Siroco” fue entregado en marzo de 1979. De 3.367 toneladas brutas, 2.483 netas y 4.907 de peso muerto, medía 106 m de eslora total –97,52 m de eslora entre perpendiculares–, 15 m de manga, 8,51 m de puntal y 6,80 m de calado. Disponía de dos bodegas con capacidad total para 7.718 metros cúbicos de carga en grano o 1.436 pallets de fruta o 123 TEUS, asistidas por cuatro grúas, dos de 5 toneladas y dos de 10 de toneladas de izada. Código IMO 7627601.

Propulsado por un motor Pielstick 6PC2-5L-400 –fabricado, bajo licencia, en los talleres de Astilleros Españoles–, tenía una potencia de 3.600 caballos sobre un eje y alcanzó una velocidad de 15,7 nudos en las pruebas de mar, quedando en 14,3 nudos en régimen normal con buen tiempo, porque con temporales subiendo la costa de Portugal, las cosas eran bien distinas. Para los servicios auxiliares disponía de tres generadores de 600 kw cada uno.

En octubre de 1991 los cuatro buques fueron adquiridos por Stavros Roussos Management & Catering S.A. y en el caso del buque “Siroco” fue rebautizado “Agios Nikolaos S”. Transcurrieron así diez años hasta que en 2001 fue vendido a intereses sirios y rebautizado “Lord”. Su última etapa comenzó en 2008, cuando pasó a manos de Yass Marine Co. Ltd. y durante dos años más ostentó el nombre de “Garnia”, sin cambiar de bandera y así llegó el final de su vida marinera. Es de mencionar, asimismo, tres detenciones por irregularidades: Novorossiysk (Rusia), en 2007; Limassol (Chipre), en 2008 y Volos (Grecia), en 2009.

Los buques "Siroco" y "Levante", abarloados y en venta en el puerto de Las Palmas
Los buques “Siroco” y “Levante”, abarloados y en venta en el puerto de Las Palmas

Bibliografía:

Díaz Lorenzo, Juan Carlos. Historia de la Flota. Compañía Trasmediterránea. pp 240-241. Madrid, 1998.

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo y Juan Vera Quiñones.

Anterior artículo

Francisco Hernández Santos (1952-1991), secretario municipal

Siguiente artículo

Se cumplen diez años de la tragedia del vuelo JK 5022