Acontecer marítimoDestacado

El catamarán “Express”, de mal en peor, también cancela hoy

Parece que la avería sufrida en la rampa del catamarán sueco “Express” es más importante de lo que se esperaba, razón por la cual Naviera Armas prefiere curarse en salud y ha tomado la decisión de cancelar la salida que este buque tenía prevista para esta tarde a las 19,45 h. Los pasajeros afectados podrán hacerlo en el ferry “Volcán de Taburiente” en las salidas de las 14,30 o 18,45 h desde el puerto de Los Cristianos y desembarcarán en San Sebastián de La Gomera. Eso quiere decir que hoy tampoco habrá viaje directo a La Palma.

El flete de este catamarán –lo mismo que en su día el del nefasto monocasco “Gomera Jet”– se está convirtiendo en un serio quebranto para Naviera Armas y pone de manifiesto que las prisas son malas consejeras y que el que mucho abarca, poco aprieta. La línea de Valle Gran Rey está sometida a constantes inconvenientes e incumplimientos y produce un desencanto entre su clientela, que no sabe cuándo el servicio está disponible.

No parece que el “puente marítimo” entre las dos capitales canarias a cargo de los catamaranes “Volcán de Teno” y “Alborán” esté dando el resultado que se esperaba. Hay demasiada oferta con la suma de dos ferries más la competencia. Naviera Armas prefirió sacar a un barco propio de la línea de La Gomera y sustituirlo por uno fletado y todo parece indicar que se ha equivocado en su estrategia. Por eso decimos que vale más malo conocido (el catamarán “Alborán”, que sí cumple) que bueno por conocer (el sueco, que ya conocemos su deriva).

Porque el fracaso del catamarán “Express” obliga a que el fiable ferry “Volcán de Taburiente” salve la situación a costa del reiterado incumplimiento de Naviera Armas en la línea de La Palma, sometida, sine die, a la escala en La Gomera tanto a la ida como a la vuelta. Y mientras tanto, los políticos de La Palma, que no madrugan para coger el barco y demuestran escaso o nulo interés por el transporte marítimo, siguen mirando hacia otro lado. En El Hierro, Melilla y Motril no lo hubieran permitido.

Foto: Nelson Bourne

Anterior artículo

Boeing entrega 378 aviones comerciales en seis meses

Siguiente artículo

Navantia confirma el contrato de cinco corbetas para Arabia Saudí