Acontecer marítimoDestacado

Diez años en servicio

Hace diez años que los buques “Volcán de Tijarafe” y “Volcán de Tamabada” entraron en servicio, tras su entrega oficial en abril y mayo de 2007. Aquel fue un tiempo triunfal para Naviera Armas, pues en el plazo de cuatro años había incorporado igual número de buques de nueva construcción: “Volcán de Tindaya” (2003), “Volcán de Tamasite” (2004), “Volcán de Timanfaya” (2005) y “Volcán de Taburiente” (2006).

El proyecto de los buques “Volcán de Tijarafe” y “Volcán de Tamadaba” es la repetición de un modelo de éxito, con más eslora respecto de sus inmediatos predecesores, todos ellos construidos en el astillero Hijos de J. Barreras, en Vigo. El primero figura a nombre de Naviera Tamadaba y el segundo de Barlovento Marítima, sociedades ambas pertenecientes al Grupo Armas.

Además de las líneas habituales en Canarias y algunos viajes especiales, hemos de recordar que el buque “Volcán de Tijarafe” atendió la línea Canarias-Funchal-Portimao, en la acreditó la idoneidad para el citado servicio.

Son buques de 19.976 toneladas brutas, 6.051 toneladas netas y 3.350 toneladas de peso muerto. Miden 154,35 m de eslora total, 24,20 m de manga y 5,50 m de calado. Tienen capacidad para 966 pasajeros –de ellos, 206 en camarotes– y 1.057 metros lineales para carga rodada, propulsados por dos motores Wärtsila 12V46B, con una potencia de 23.400 kw sobre ejes independientes y hélices de paso variable, que le permiten mantener una velocidad de 22 nudos.

Foto: Astilleros Barreras

Anterior artículo

Un santuario herencia de Flandes

Siguiente artículo

El primer vuelo de CLASSA a Los Rodeos. Un episodio de 1930