Universo de Volcanes

Después de casi 300 sismos, vuelve la normalidad a La Palma

Una “pequeña intrusión magmática” a gran profundidad, superior a veinte kilómetros, es la posible causa del enjambre sísmico que desde el pasado fin de semana se ha registrado en La Palma, fenómeno que el Comité Científico de Evaluación y Seguimiento de Fenómenos Volcánicos (CCES), convocado esta semana tras la activación del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca), considera normal en una zona volcánicamente activa, como es el caso, aunque en La Palma no se había producido algo así desde hacía 27 años.

De los casi trescientos microsismos detectados, solo tres han alcanzado una magnitud superior a 2 en la escala Richter, por lo que, aunque se mantiene la vigilancia, el escenario a corto plazo es de “baja peligrosidad”. Desde hace 48 horas la sismicidad se ha detenido. El Instituto Geográfico Nacional (IGN) ha reforzado sus medios portátiles en La Palma, con el desplazamiento de tres estaciones y los técnicos realizan otras pruebas y mediciones en el edificio volcánico Cumbre Vieja.

Foto: fotosaereasdecanarias.com

 

Anterior artículo

El descuento de residente dispara el tráfico en Canarias

Siguiente artículo

El buque “Panagia Parou”, hundido en Algeciras, reflotado