Del país de Finlandia

Design Factory, fábrica de procesos del diseño en Finlandia

Finlandia es un país que cree con firmeza en lo que hace. Cree en el diseño, en el que ha encontrado uno de sus nichos más estables y conocidos en el exterior. No es una etapa pasajera, todo lo contrario. En 2012 Helsinki fue la Capital Mundial del Diseño y aquel acontecimiento marcó un punto de inflexión muy importante. Este segmento convertido en reto y desarrollo crece cada vez más y se ha convertido en una de sus señas de identidad contemporáneas.

Hemos tenido la oportunidad de comprobarlo cuando visitamos Design Factory, dependiente de la Universidad Alvar Aalto (Otaniemi, Espoo). Abierto en septiembre de 2008, ocupa un antiguo laboratorio para tratamiento de madera, que ha sido convenientemente rediseñado. Está repartido en seis secciones, cada una de las cuales cumple con su cometido. Su propósito es el de un constante desarrollo para el aprendizaje, la docencia, la investigación y la cooperación de la industria relacionada con el diseño y desarrollo de productos.

Los socios que mantienen Design Factory son empresas muy reconocidas y de muy alto nivel: Kone, Aito, Bravo Media, Powerkiss, Seos Design, Uploud Audio y Veturi Growth Partners. En el pasado también figuraba el gigante Nokia. Unos avales relevantes, extraordinarios, en el entorno contemporáneo de Finlandia hacia el exterior.

El área dedicada a Design Factory forma parte de la Escuela de las Artes, el Diseño y la Arquitectura y ocupa una superficie de unos tres mil metros cuadrados, en el que se permite el trabajo creativo, el intercambio de conocimientos y de experiencias. Existen departamentos dedicados al cine, la televisión y la escenografía; y otro dedicado a social media.

Todas las instalaciones han sido diseñadas para un uso flexible, con una libre interacción. Los espacios pueden ser fácilmente modificados y reorganizados para diferentes configuraciones y diferentes propósitos de uso. El diseño general del espacio fomenta la comunicación abierta y los encuentros espontáneos.

A partir de ese momento se produce la magia del diseño. Coinciden alumnos avanzados de diferentes partes del mundo que han encontrado en Finlandia la referencia máxima de sus aspiraciones formativas. Y el país les acoge con sencillez y les abre el universo creativo más allá de sus conocimientos iniciales.

Design Factory: fachada del laboratorio de ideas
Design Factory: fachada del edificio dedicado al laboratorio de ideas
Una de las salas de reuniones para grupos
Una de las salas de reuniones para grupos
Abundan las salas con sorportes audiovisuales
Abundan las salas con sorportes audiovisuales

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Anterior artículo

Mi primer embarque

Siguiente artículo

Encuentro en la cámara del buque “Villafranca” (1984)