Acontecer marítimoDestacado

Cuarenta mil toneladas de fertilizantes, en el fondo del mar

El buque “Cheshire”, cargado con unas 40.000 toneladas de fertilizantes y en el que se había declarado un incendio, finalmente se ha hundido a unas 60 millas del sur de Gran Canaria, informan medios marítimos en referencia a lo manifestado en Candelaria por el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo. Los 24 tripulantes fueron evacuados por Salvamento Marítimo,  desembarcados en el puerto de Arguineguín y se encuentran sin novedad en la capital grancanaria.

Tenía prevista una escala en el puerto de La Luz y Las Palmas para repostar combustible, pero dos días antes se advirtió un problema en una de las bodegas debido al parecer a una reacción química que expulsaba gases perjudiciales para la salud de los tripulantes y después el incendio se hizo visible, sin que pudiera ser controlado y finalmente se produjo una explosión.

Informa la edición digital de La Provincia de que el armador informó a Capitanía Marítima de la situación a bordo y ésta denegó el acceso al puerto de la capital grancanaria, obligando al capitán a situarse en la zona donde finalmente se ha producido el hundimiento, después de que la situación hubiera empeorado en la noche del pasado domingo.

Construido en astilleros de China, el buque “Cheshire” era un bulkcarrier en servicio desde 2011, propiedad de la compañía británica Bibby Line y abanderado en el registro de Isla de Man. De 33.042 toneladas brutas y 56.598 toneladas de peso muerto, medía 189 m de eslora, 32 m de manga y 10,80 m de calado. Código IMO 9593646.

Foto: Hansfair (shipspotting.com)

Anterior artículo

La metamorfosis de la iglesia castrense de Suomenlinna

Siguiente artículo

Air Berlín, insolvente