De la mar y los barcosDestacado

Contenemar y el último “Teresa del Mar” (2003-2010)

Dos años escasos ha durado la última etapa del buque portacontenedores “María”, abanderado en Togo y propiedad de la compañía Lina Marine Navigation S. A. (gerencia de Ademar Shipping Lines Sral. Se fue de la mar para siempre desguazado en Alang (India), a donde arribó el 17 de febrero de 2012 y cinco días después fue varado en la playa, dando así comienzo a su desmantelamiento.

Este buque no era otro que el último “Teresa del Mar”, de la flota de Contenemar. Después de un largo período de fondeo y amarre en el puerto de Barcelona, desde junio de 2009, motivado por la situación concursal en la que se encontraba el grupo naviero, el buque de esta historia fue finalmente adjudicado en diciembre del citado año en casi 700.000 euros a intereses rumanos. Por el medio un triste episodio de abandono de la tripulación por parte de sus armadores, con salarios pendientes de cobrar, carencia de víveres y otras necesidades. Basta con ver la prensa del momento para encontrar denuncias de diverso tipo y todas apuntan en la misma dirección.

Junto a su gemelo “Catalina del Mar” –convertido en chatarra en la playa de Alang (India), a donde arribó a finales de octubre de 2009– ambos buques han sido los más grandes de la flota de Contenemar. Durante los cinco años de su vida marinera activa bajo bandera española estuvo adscrito, en unión de su gemelo citado, a la línea Península-Canarias e inscrito en la matrícula naval de Santa Cruz de Tenerife.

Construcción número 71 de los astilleros Bremer Vulkan A.G., en Bremen (Alemania), era un buque de 16.250 toneladas brutas, 9.493 toneladas netas y 22.673 de peso muerto, siendo sus principales dimensiones 163,30 m de eslora total, 27,54 m de manga, 14,30 m de puntal y 10,55 m de calado. Estaba propulsado por un motor Burmeister & Wain 6L60MC, con una potencia de 6.800 kw sobre un eje y una velocidad de 18 nudos. Podía cargar 1.597 TEUS y hasta el comienzo de su etapa española, montaba tres grúas con una capacidad de izada de 40 toneladas. Código IMO 8513792.

En noviembre de 1986 con el nombre de “Ville de Mercure” y contraseña y propiedad de Reederei Neuenschleusen G.m.b.H. & Co., con sede en Hamburgo y abanderado en Antigua y Barbuda. En virtud de los sucesivos fletamentos, en su primera etapa ostentó los nombres de “Hyundai Riviera” (1991), “Ville de Mercure” (1991), “Red Sea Enfant” (1992), “CMB Medal” (1992) y “Yolande Delmas” (1996), respectivamente.

En 1997 fue adquirido por la compañía alemana Reederei H. & R. Schepers G.m.b.H. y se rebautizó con el nuevo nombre de “Maren S”. Comenzó, entonces, una nueva etapa que habría de prolongarse durante seis años, en los que navegó, sucesivamente, con los nombres de  “Cielo de Brasile”  (1998),  “Maren S”  (1999), “Nordana Challenger” (1999), “Egoli Star II” (2001) y “Maren S” (2002), respectivamente. En 2003 fue adquirido por el Grupo Contenemar y rebautizado “Teresa del Mar”, nombre con el que navegó hasta comienzos de 2010.

Era un barco de estampa marinera visualmente agradable, con amuras y aletas de unos finos considerables y la superestructura rematada por un puente de amplios ventanales y visión ergonómica y sobre éste estaba situado el palo de señales y ayudas a la navegación. Detrás, una estructura a crujía formaba la chimenea bien proporcionada en su tramo final.

Fotos: Manuel Hernández Lafuente

Anterior artículo

A propósito del viaje de uranio a bordo del buque “Galeona”

Siguiente artículo

Brittany fleta un segundo ferry tipo E-Flexer a Stena