DestacadoEl mundo de la aviación

Aerolíneas y navieras aplauden el descuento del 75%

Además de los residentes en Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla, las grandes beneficiadas por el aumento del descuento de residente al 75% son las compañías aéreas y las navieras. En el caso de las primeras, según estimaciones, esperan un incremento de la demanda que oscilará entre el 20 y el 30%. Es decir, que la ocupación de los vuelos rozará en la mayoría de los casos el cien por cien, algo bastante frecuente en Canarias y Baleares. El transporte aéreo y marítimo es vital para los territorios insulares y las ciudades autónomas del norte de África y esta es una oportunidad histórica. 

Cabe esperar que las aerolíneas dispongan de los medios necesarios para satisfacer la demanda, bien en aumento en el número de vuelos, bien en cuanto a la capacidad de los aviones. Algo que, en el caso de Canarias, quien mejor tiene esa disponibilidad, a priori, es Air Europa con aviones A-330 y B-787, mientras que el sucedáneo de Iberia solo dispone de A320 y Vueling el mismo modelo más A-321, que es el que emplea con gran éxito en la línea de Barcelona, salvo que haya cambios. Ryanair y Norwegian utilizan módulos B-737.  

Han surgido dudas sobre el mantenimiento de las tarifas, algo que las aerolíneas desmienten, pero habrá que estar vigilantes. No tendría por qué suceder, toda vez que a la liquidación correspondiente van a cobrar lo mismo. Del mismo modo que van a mover más pasajeros y tratarán de hacerlo con el mismo personal. Lo que sí está claro es que las ganancias de las aerolíneas van a aumentar de forma considerable, como ya sucede en Canarias con la marca comercial Binter (Naysa y Canair), su cercana Canaryfly y la recién llegada Air Europa Express. Sin embargo, es deseable una minuciosa inspección y vigilancia por parte de las autoridades competentes para evitar fraudes, tanto en el empadronamiento de los residentes como en el abanico tarifario, cuya voracidad es conocida.

Según estimaciones oficiales, Fomento prevé 7,8 millones de billetes en 2018, con una dotación presupuestaria de 492 millones de euros. La bonificación se aplica en el precio general del billete y quedan exentas las tasas aeroportuarias. Hasta llegar aquí, en las últimas semanas hemos conocido enfrentamientos políticos de cierto calado y se ha puesto de manifiesto que cuando se quiere, se puede. De modo que los seis meses inicialmente estimados se han quedado en menos de uno, pues tal ha sido la presión mediática y política y el malestar de la ciudadanía afectada con el gobierno recién estrenado.

Como el aumento del descuento de residente afecta también al transporte marítimo, las navieras se frotan las manos, lo mismo que las aerolíneas, pues la medida les garantiza unos mayores coeficientes de ocupación. Trasmediterránea, Balearia, Naviera Armas y FRS Iberia verán incrementada su cuenta de resultados con los mismos medios y el mismo personal. Sería deseable que Marina Mercante implementara una norma de obligado cumplimiento en cuanto a la edad máxima y procedencia de los barcos que cubren las líneas, pues hay casos que contradicen los mensajes de modernidad y eficiencia energética de la flota cuando suman más de treinta años –alguno, incluso, tiene más de cuarenta– por bien mantenidos que puedan estar.  

Foto: @twitter

Anterior artículo

Las gentes de la mar celebran a su Patrona, la Virgen del Carmen

Siguiente artículo

Navantia entrega el petrolero “Monte Urbasa”